#00232

ElTocuyoalDia Reporta, Informa, Entérate

Siguenos en Telegram Nuestro Grupo en Facebook Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube Siguenos en por RSS Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

4 de febrero de 2017

hacer el amor es el mejor antídoto contra la crisis del país



La depresión causada por la situación del país le apaga el deseo a cualquiera. Pero la sexóloga Tibisay Olivero asegura que hacer el amor es un remedio contra la tristeza

¿Quién puede tener ganas de hacer el amor si pasa ocho o más horas en cola para comprar harina de maíz o correteando detrás de una barra de pan? ¿Quién puede pensar en sexo si el mismo día que cobra el sueldo ya se le acaba debido a la inflación? Peor aún: cuando por fin rompes la inercia y te decides, tu cabeza está llena de ideas como el kilo de tomate en 4.500 bolívares, el cartón de huevos en más de 7 mil bolívares, el aumento de la mensualidad del colegio.

La crisis –es decir, la inflación, el desabastecimiento, la imposibilidad de adquirir los productos de primera necesidad- se metió en la cama de las venezolanas y los venezolanos. Pero este es un círculo vicioso, porque la población está deprimida debido a la situación y deja de tener relaciones sexuales, pero mientras menos relaciones sexuales tiene, más se entristece.

La sexóloga Tibisay Olivero afirma que ha aumentado la cantidad de personas que buscan ayuda terapéutica para solucionar la pérdida del deseo sexual. “Cuando hacemos la exploración, nos damos cuenta de que la primera causa es la situación del país”, comenta Olivero en entrevista con Contrapunto.

Estas dificultades “las estamos observando en parejas fijas”, acota la sexóloga. Las personas que mantienen sexo recreativo “van a sentir y no a pensar”, pero las que tienen varios años de convivencia suelen hacer lo contrario: piensan y no sienten. Y en ese pensar solo hay problemas.


La actividad sexual "nos llena de energía", asevera la sexóloga Tibisay Olivero. Foto: Rafael Briceño

Cansados, sin ganas y sin orgasmos

A la consulta de la sexóloga llegan parejas con cansancio, estrés, frustración, miedo, angustia y falta de incentivos. Ni siquiera tienen dinero para comprar el preservativo o las pastillas anticonceptivas (que no se consiguen); mucho menos, para adquirir juguetes sexuales con los cuales reanimar la vida sexual.

Las dificultades están asociadas con este periodo de carencias en el país. Por estos factores, la frecuencia sexual en Venezuela se ha reducido notablemente. “Ya vemos personas que, sin presentar una disfunción, solo tienen relaciones pasado el mes. Una mujer cansada y estresada es imposible que quiera tener un encuentro sexual”, explica Olivero.

“Las mujeres reportan que no tienen orgasmos. Los hombres nos dicen que eyaculan muy rápido”, puntualiza.

Lo paradójico es que el antídoto para mejorar el estado de ánimo es el sexo. “La actividad sexual nos reconforta, nos llena de energía; nos ayuda a controlar las enfermedades, como sucede con las personas con problemas cardiacos y respiratorios”, subraya.


Hay que concentrarse en el "aquí y el ahora", recomienda la especialista. Foto: Rafael Briceño

Sentir y no pensar

La frecuencia sexual deseable en una pareja es, por lo menos, dos veces a la semana. Para recuperarla, Tibisay Olivero da una recomendación, sobre todo a las mujeres: sentir y no pensar. “Es el aquí y el ahora. No es el pasado ni el futuro, sino lo que estoy sintiendo en este momento. Después hablaremos de las facturas que tenemos que pagar”.

Hay truquitos para poder realizarlo. Las fantasías siempre ayudan, porque permiten que la mente vuele y se olvide de los problemas. Pero también, los juguetes sexuales, que pueden ser caseros: una fruta (como la piel de la naranja), la vibración de la lavadora e, incluso, unas plumas para hacer cosquillas.

Más información: 0424-4378786 / 0212.762.3065 / 0212.891.5261. Correo electrónico: sexualidadatualcance@gmail.com.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INICIO