#00232

ElTocuyoalDia Reporta, Informa, Entérate

Siguenos en Telegram Nuestro Grupo en Facebook Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube Siguenos en por RSS Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

6 de marzo de 2015

¿Fumar o vivir? usted elige



Los últimos hallazgos confirman los estimados más recientes, que señalan que los cigarrillos hacen mucho más daño de lo que se pensaba. El humo de tabaco es dañino para los fumadores y para quienes no fuman pero están en ambientes de humo. Fumar cigarrillos causa muchos tipos de cáncer, como los cánceres de pulmón, de esófago, de laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y de cérvix, así como también leucemia mieloide aguda. Dejar de fumar reduce los riesgos para la salud causados por la exposición al humo de tabaco.
¿Contiene el humo de tabaco sustancias químicas dañinas?

Sí. El humo de tabaco contiene sustancias químicas que son dañinas tanto para los fumadores como para quienes no fuman. Se sabe que de las 7.000 sustancias químicas presentes en el humo de tabaco, 250 son dañinas para la salud. Ejemplos de dichas sustancias son el cianuro de hidrógeno, el monóxido de carbono y el amoníaco. De las 250 sustancias químicas dañinas presentes en el humo de tabaco, al menos 69 causan cáncer. Estos carcinogénicos son:
Arsénico
Benceno
Berilio (un metal tóxico)
Butadieno (un gas peligroso)
Cadmio (un metal tóxico)
Cromo (un elemento metálico)
Óxido de etileno
Níquel (un elemento metálico)
Polonio-210 (un elemento químico radiactivo)
Cloruro de vinilo
Se sospecha que otras sustancias químicas tóxicas en el humo de tabaco causan cáncer, incluso las siguientes:
Formaldehído
A-benzopireno
Tolueno
¿Cuáles son algunos de los problemas de salud causados por fumar?

Fumar daña prácticamente todo órgano del cuerpo y disminuye la salud general de la persona. Asimismo, fumar causa enfermedades del corazón, apoplejía, aneurisma de la aorta, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (bronquitis crónica y enfisema), asma, fracturas de cadera y cataratas. Quienes fuman presentan un riesgo mayor de padecer neumonía y otras
infecciones de las vías respiratorias

Las mujeres embarazadas que fuman corren un riesgo mayor de que sus bebés nazcan prematuramente o con peso anormalmente bajo. La mujer que fuma durante el embarazo o después de él aumenta el riesgo de que su bebé muera por síndrome de muerte infantil súbita. Los hombres que fuman tienen mayor riesgo de presentar disfunción eréctil.

Se estima que cada año en Estados Unidos fumar cigarrillos y la exposición al humo de tabaco causan 440.000 muertes prematuras. De estas muertes, cerca de 40% son por el cáncer, 35% son por enfermedades cardíacas y por apoplejía, y 25% son por enfermedades pulmonares.

Sin tomar en cuenta la edad, los fumadores pueden reducir considerablemente su riesgo de enfermedades, incluso de cáncer, al dejar el hábito.
¿Cuáles son los riesgos del humo de tabaco para quienes no fuman?

El humo de tabaco en el ambiente (conocido también como pasivo) es la combinación del humo de la corriente “lateral o secundaria” (el humo que resulta de la combustión de un producto de tabaco) y el humo de la corriente “principal” (el humo que exhala el fumador). Inhalar humo de tabaco en el ambiente causa cáncer en adultos que no fuman. En Estados Unidos, aproximadamente 3.000 muertes por cáncer de pulmón ocurren cada año entre adultos que no fuman causado por la exposición al humo de tabaco en el ambiente.

El humo de tabaco en el ambiente causa enfermedades y muerte prematura en adultos no fumadores y en niños. Se estima que la exposición al humo de tabaco de segunda mano aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas en 25% a 30%. Asimismo, se piensa que dicha exposición causa más de 46.000 muertes por enfermedades cardíacas en Estados Unidos cada año. Los niños expuestos al humo de tabaco en el ambiente tienen un alto riesgo de presentar síndrome de muerte infantil súbita, infecciones de oídos, resfríos, neumonía, bronquitis y de asma más grave. Igualmente, la exposición al humo de tabaco en el ambiente atrofia el crecimiento de los pulmones en los niños y hace que tosan, que tengan episodios de sibilancia y que sientan que les falta el aire.
¿Causa adicción el fumar?

Sí. La nicotina es una droga presente naturalmente en la planta del tabaco y es la causa principal de adicción, es semejante a la adicción producida al usar drogas como la heroína y la cocaína.
¿Son dañinos y adictivos otros productos de tabaco, como el tabaco sin humo o el tabaco de pipa?

Sí. Todas las formas de tabaco son dañinas y adictivas. No existe producto de tabaco que no sea perjudicial. Todo producto de tabaco contiene nicotina y sustancias que causan cáncer.
Pipas: Fumar pipas causa cáncer de pulmón y aumenta el riesgo de los cánceres de boca, de garganta, de laringe y de esófago.

Narguiles o pipas de agua (se llaman también arguiles, hookahs, burbujas de humo, shishas, boorys y gozas): El narguile es un dispositivo que se usa para fumar tabaco. El humo pasa por una cacerola parcialmente llena con agua o licor antes de ser inhalado por el fumador. Algunas personas creen que fumar con un narguile es menos dañino y adictivo que fumar cigarrillos convencionales, pero todas las formas de fumar tabaco son perjudiciales y adictivas. El humo de tabaco, incluso el humo producido por el narguile, contiene sustancias químicas nocivas como el monóxido de carbono y sustancias carcinogénicas.

Beedi: El beedi es un cigarrillo de sabor que se prepara al envolver tabaco en una hoja seca del árbol de tendu, que crece en la India. El uso del beedi ha sido asociado con infartos y con cánceres de boca, de garganta, de laringe, esófago y de pulmón.

Kreteks: Un kretek es un cigarrillo que se prepara al mezclar tabaco con clavo de olor. Fumar kreteks está asociado con cáncer de pulmón y con otras enfermedades pulmonares.
¿Existe un producto de tabaco menos perjudicial que los cigarrillos?

Todos los productos del tabaco son nocivos y causan cáncer, y se desaconseja firmemente su uso. No existe un grado de uso del tabaco que no sea perjudicial.
¿Cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar?

Los beneficios inmediatos para la salud al dejar de fumar son importantes: El ritmo cardíaco y la presión arterial, los cuales son anormalmente altos cuando se fuma, comienzan a regresar a niveles normales. Después de unas cuantas horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre empieza a disminuir (el monóxido de carbono reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno). Después de algunas semanas, las personas que dejan de fumar presentan una mejor circulación, producen menos flema y no tosen ni tienen episodios de sibilancias con tanta frecuencia. Después de varios meses de dejar de fumar, se puede esperar una mejoría considerable en la función pulmonar.

Además, las personas que dejan el tabaco tendrán un mejor sentido del olfato y la comida sabrá mejor. No debe preocuparse por subir algo de peso, es parte de iniciar un estilo de vida saludable, también en la alimentación.
¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de dejar de fumar?

Dejar de fumar reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades, como las enfermedades cardíacas y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Las personas que dejan de fumar, sin importar la edad, presentan un menor riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco que quienes continúan fumando.

Dejar de fumar a los 30 años: Los estudios revelan que los fumadores que dejan el tabaco alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar en más de 90%.

Dejar de fumar a los 50 años: Las personas que dejan de fumar alrededor de los 50 años de edad reducen su riesgo de muerte prematura en más de 50% en comparación con quienes siguen fumando).

Dejar de fumar a los 60 años: Aun las personas que dejan el tabaco alrededor de los 60 años de edad o más viven más tiempo que quienes siguen fumando.
¿Se reduce el riesgo de cáncer cuando se deja de fumar?

Sí. Dejar de fumar reduce el riesgo de padecer cáncer y de morir por esa enfermedad. El riesgo de muerte prematura y la posibilidad de padecer cáncer por fumar cigarrillos depende de muchos factores, como el número de años que fuma la persona, el número de cigarrillos que fuma al día, la edad cuando comenzó a fumar y si la persona ya estaba enferma o no cuando dejó el tabaco. Para quienes ya presentan cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de la formación de un segundo cáncer.
¿Deberá preocuparse por dejar de fumar la persona que ya ha sido diagnosticada con cáncer? 

Sí. Hay muchas razones por las que las personas que han sido diagnosticadas con cáncer deberán dejar de fumar. Para quienes se someten a cirugía, a quimioterapia o a otros tratamientos, dejar de fumar ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo para sanar y responder a la terapia.
¿Cómo puedo obtener ayuda para dejar de fumar?

El fumar cigarrillos es la causa principal de muertes que se pueden evitar en EE.UU. Como promedio, la gente que fuma muere de 5 a 8 años antes que la que no fuma. Los fumadores y los que viven con ellos, presentan el doble de riesgo de enfermedad cardíaca fatal. Las mujeres, especialmente las mayores de 35 años que toman píldoras de control de la natalidad y fuman, presentan un riesgo mayor de apoplejía o infartos. El aumento de la presión arterial es otro peligro del fumar. El hábito de fumar también reduce las concentraciones del HDL, o "colesterol bueno".

Una persona que no fuma que permanezca en una habitación con mucho humo por una hora con varios fumadores inhala tantos agentes químicos malos como los que inhalaría si fumase en realidad 10 o más cigarrillos. Un estudio demostró que la tasa de cáncer de pulmón entre las mujeres no fumadoras dependía de la cantidad de cigarros, puros o pipas que fumaban sus esposos.

El fumar afecta a la mujer embarazada y a sus niños por nacer. Las madres que fuman presentan un riesgo mayor de aborto espontáneo y de nacimiento de niños muertos. Cuanto mayor sea el número de cigarrillos que una persona fuma diariamente, tanto mayor será el riesgo de enfermedad. El pasar de los cigarrillos a una pipa o puros puede no reducir el riesgo de enfermedad si el fumador continúa inhalando el humo. Los fumadores de puros y pipas presentan el mismo riesgo de contraer cáncer de la boca, labios, laringe y esófago que los que fuman cigarrillos. Afortunadamente, cuando un fumador deja de fumar, muchos de estos riesgos disminuyen.

Los que usan rapé o tabaco de mascar ("tabaco sin humo") aumentan su riesgo de contraer cáncer de la boca. El cáncer de la boca puede desarrollarse con relativa rapidez, dentro de los 10 a 15 años del primer uso del rapé o del tabaco de mascar
Los investigadores analizaron datos de más de 200,000 personas que participaron en un estudio llevado a cabo por el Instituto Sax, en Australia. El estudio es una investigación a largo plazo sobre el envejecimiento sano. "Sabíamos que fumar era malo, pero ahora tenemos evidencia directa e independiente que confirma los perturbadores hallazgos que han estado surgiendo a nivel internacional", comentó en un comunicado de prensa del Instituto Sax Emily Banks, directora científica del estudio del instituto e investigadora de la Universidad Nacional de Australia.

En comparación con no fumar, fumar apenas 10 cigarrillos al día duplica el riesgo de morir de forma prematura. Y fumar un paquete al día aumenta el riesgo entre cuatro y cinco veces, según el estudio, publicado el 24 de febrero en la revista BMC Medicine.

"Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar, sin importar la edad ni cuánto se fume".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INICIO