#00232

ElTocuyoalDia Reporta, Informa, Entérate

Siguenos en Telegram Nuestro Grupo en Facebook Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube Siguenos en por RSS Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

24 de junio de 2013

Firme ante el terremoto y los años


Las gruesas paredes de adobe aguantaron el fuerte sismo de los años 50

Tan regia, como si se hubiera construido ayer, se mantiene la casa de la familia Sandoval, una de las pocas que aguantó el fuerte terremoto de los años 50 en El Tocuyo. Es la única que tiene arquitectura colonial que se mantiene intacta en el sector La Concordia.

Con a penas dos años de habérsela comprado a José Vicente Falcón Sánchez por mil 400 bolívares se produjo esta fuerte estremecida de la tierra que devastó muchas casas, pero mantuvo como un roble la vivienda de fachada verde agua que para ese entonces se llamaba Palmasola.

La casa está bien construida en todos sus aspectos. Pero lo que le brinda mayor confianza a la señora Hortensia Sandoval, una de sus dueñas es que las paredes de bahareque son bastante gruesas y tan sólidas como la madera con que está hecho el portón principal.

Una mezcla de madera de ceiba y caoba tiene el portón, por el que por un tiempo sirvió para que entrara los dos caballos que llevaban la carroza de los antiguos inquilinos, quienes provenían de una importante familia de clase pudiente que se dedicaba al cultivo de caña de azúcar.

Hoy en día el portón se mantiene impecable, el mismo color marrón intenso con el brillo patente del barniz. Al parecer ni el constante abrir y cerrar durante años no lo ha descuadrado. En parte eso se debe a que conserva el listón inferior llamado quicio, que colocado de forma alineada con la corona ha impedido que se desprenda.

Entre el zaguán y la pequeña puerta de hierro que comunica con el estrecho patio de la casa está un robusto pilar de ladrillo, al cual la familia le atribuye en gran parte la razón por la cual la vivienda no sufrió como las otras de su estilo los embates del terremoto.

El piso del patio de la casa guarda uno de los más grandes detalles que evidencia que en la zona se fabricaban ladrillos de alta calidad de forma artesanal. Grandes, pequeños,rectangulares y cuadrados adornan el piso, que es de un color naranja intenso en gran parte, mientras que en otra es un poco más terracota.

Para la señora Hortencia Sandoval, el piso del patio es algo que guarda la esencia de la zona y le da un toque importante. Cada diseño es de artesanos diferentes, y que se mantengan en buena forma con el tiempo evidencia el buen trabajo que hacían y la calidad de la arcilla que utilizaban.

Otro de los soportes principales de la casa que evidencia la robustez del refugio que pertenece a la familia Sandoval son los gruesos travesaños que están en el techo de la amplia sala principal. Pascual Zanfini, experto en el trabajo de madera, comentó que el más grueso estuvo rebajado a mano con la técnica del cepillado que se realizaba con una chícora por los extremos para brindar mayor estabilidad.

William Croes Ayala | La Prensa.- 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INICIO